Jesus Profeta del Islam

Copia de Corán Manuscrita. Siglo XVI.

Coronel A.Rahim & Ahmed Thomsonn

Prefacio a la Edición Revisada

"Jesús, Profeta del Islam", fue escrito originalmente entre 1975 y 1977. Tras la muerte de su esposa, el Coronel Muhammad Ata'ur-Rahim, alayhi rahma, dejó todo lo que tenía en Pakistán y se trasladó a Londres para completar sus estudios sobre la vida de sayyidina 'Isa, la paz sea con él, y escribir el libro que sobre este Profeta siempre había querido escribir. A pesar del buen dominio de la lengua inglesa y del maravilloso sentido del humor que poseía el Coronel Rahim, al escribir en inglés a veces cometía errores gramaticales. Al haber nacido en una familia musulmana y al haber sido educado como tal, el Coronel Rahim no tenía experiencia directa sobre lo que significa vivir y pensar como un cristiano. Dado que el inglés es mi lengua materna, y puesto que yo sí había recibido una educación cristiana, me encontraba en una buena situación para ayudarle; así fue como tuve la buena fortuna de ser elegido para ayudar al Coronel Rahim en su libro.
Los días que pasamos trabajando juntos en el libro, estructurando el material que el Coronel Rahim tenía ya preparado, y también profundizando en la Investigación, especialmente en la British Library, fueron días preciosos para mí y ambos aprendimos mucho el uno del otro, no sólo acerca de la naturaleza e historia del Cristianismo, sino también sobre la naturaleza e historia del Islam y sobre la vida misma. Casi cada línea escrita era motivo de reflexión y debate y, mientras que el Coronel Rahim recibía con placer mis contribuciones y observaciones, que a menudo incorporaba al texto, estaba implícitamente acordado que él siempre tendría la última palabra en la redacción definitiva.
Por fin el libro se concluyó después de haber sido concienzudamente mecanografiado por Mariam Toby, que tenga paz en su tumba; una vez leído y vuelto a leer para las correcciones finales, fue fotocompuesto por Abdal Hayy Moore y Abu'l Qasim Spiker y por último, pudo ser impreso, publicado y distribuido. Desde entonces, el libro apenas ha cesado de ser reimpreso una y otra vez a pesar de que numerosos errores tipográficos y una falsa introducción alternativa, introducida en ediciones posteriores, hicieran disminuir considerablemente la calidad y el contenido de la primera edición.
Aunque la primera edición fue, en conjunto, bien recibida, una de las pocas críticas manifestadas era que ciertos pasajes del libro eran demasiado detallistas y en consecuencia un tanto aburridos para la generalidad de los lectores. Recuerdo al respecto que el Coronel Rahim me decía que en lo que concernía al capítulo titulado Jesús en el Corán, había muchas más aleyas en el Corán que podían haberse incorporado al texto, especialmente las que estaban dirigidas a los cristianos y la "Gente del Libro" , termino que se refiere a los grupos humanos de gente cuya religión está basada, en mayor o menor grado, en una revelación divina anterior a el Corán. En este grupo se incluyen especialmente los judíos y los cristianos.
Esta crítica y el comentario del Coronel Rahim han hecho que me atreviera a revisar la primera edición, no sólo para acortar algunos de los pasajes más extensos e incrementar el número de citas de aleyas del Corán, sino también para incluir material adicional que ha ido apareciendo a lo largo de los últimos dieciocho años. Esto ha dado motivo a una reestructuración parcial del texto original además de la inserción de un nuevo capítulo titulado "El Cristianismo Trinitario en Europa".
Respecto a los temas añadidos que aparecen en esta edición revisada, me gustaría mencionar con gratitud las citas que proceden del libro del Dr. Maurice Bucaille, "La Biblia, el Corán y la Ciencia", obra inédita cuando apareció la primera edición de Jesús, Profeta del Islam. El análisis escrupuloso e imparcial del Dr. Bucaille sobre la autenticidad, exactitud y la fiabilidad de los contenidos de la Biblia y del Corán, junto con su análisis racional de si se corresponden o no con la evidencia empírica constatada por los científicos, prestan por igual información y claridad, ¡y quien no haya leído su libro debería hacerlo inmediatamente!
Al presentar al público en general esta edición revisada, confío no sólo en que el Coronel Rahim habría aprobado los cambios introducidos, sino también en que aquel que lea este libro aprenda algo valioso y, sobre todo, que lo disfrute. En mi caso sin duda disfruté enormemente pudiendo ayudar al Coronel Rahim en la primera redacción del libro; y ha sido de nuevo un placer revisar el texto original después de tantos años y poder así recordar de nuevo la enorme calidad humana del Coronel Rahim.
La calidez y sabiduría del Coronel Rahim eran extraordinarias, y muchas de las largas discusiones que compartimos, junto con sus agudas observaciones, me acompañan todavía en estos días. Todo aquél que tuvo la suerte de conocer al Coronel Rahim le recuerda con gran cariño. Era lo que su propio nombre indica: un regalo del Señor Misericordioso. Esta edición revisada la dedico a su memoria. ¡Ojalá podamos encontrarnos de nuevo en la próxima vida, en el Jardín!
Como con cualquier otro libro escrito por un ser humano, en éste hay fallos y deficiencias inevitables. Fue necesario leer miles de páginas para poder escribir unas pocas decenas. Idealmente, esta obra servirá para completar el conocimiento que el lector ya posee, y arrojará una nueva luz sobre lo que ignore, haya olvidado o simplemente haya asumido a la ligera.
Quizás sea necesario decir que el título de este libro no pretende ser una provocación. Siempre se ha entendido, al menos por los musulmanes, que la forma de vida encarnada por todos los Profetas, las bendiciones y la paz de Dios sean con todos ellos, sus familias, compañeros y seguidores, consistió esencialmente en una única transacción vital igual para todos ellos: el camino basado en la adoración del Creador Único de los cielos y la tierra y de todo lo que existe, tanto en el mundo Visible como en el Invisible: el Camino del Islam. Como todos los Profetas anteriores, Jesús, la paz sea con él, confirmó a los Profetas que le precedieron, y en especial a Moisés, la paz sea con él, y predijo también la venida del Profeta que le habría de suceder, Muhammad, a quien Allah bendiga y conceda paz. Y al igual que sucedió con los profetas anteriores, la sencilla forma de vida que siguió Jesús consistió en la sumisión completa a su Creador: la forma de vida del Islam. Cuando la forma del Islam se contempla desde esta perspectiva, queda claro que no sólo Jesús, sino también los Profetas, y en especial Muhammad, son Profetas del Islam. Entendido de esta manera no es posible hacer distinción alguna entre ellos.
Este modo de vida profético, el camino del Islam, que se ha caracterizado desde siempre por su flexibilidad y por el equilibrio entre la forma externa y el contenido interno, también desde siempre se ha corrompido de dos maneras diferentes: por la tolerancia excesiva o por la excesiva rigidez. Si se da el último caso se establece un sistema de reglas que a menudo se trata luego de evitar. Si por el contrario se hace demasiado tolerante, apenas habrá reglas que transgredir, pero en este caso al faltar la claridad inevitablemente aparecerá la confusión. Caer en cualquiera de estos dos extremos es lo que impide que el ser humano comprenda la naturaleza real de la existencia.
Cada vez que el equilibrio del camino intermedio entre estos dos opuestos se ha perdido, la sociedad humana ha tendido a oscilar sin descanso de uno a otro extremo, de la rígida ortodoxia al confuso liberalismo. Hasta que al fin Allah tiene que enviar a otro Profeta o Mensajero para mostrarnos cúal es el camino del medio y cómo se puede encarnar y mantener su equilibrio.
A la luz de estas pautas de conducta se puede entender la historia de lo que ha sucedido en Europa con las enseñanzas de Jesús: tanto las razones de Pablo al abandonar la ley, que Jesús explícitamente había declarado practicar no sólo en su espíritu, sino también en su letra, como la tiranía de la Inquisición española y medieval así como el ímpetu de la llamada "Reforma" que produjo la reacción siguiente, "La Contrareforma". También se ve en la actitud liberal que acepta todo, del movimiento ecuménico actual que existe al mismo tiempo que el genocidio de los cruzados serbios de nuestros días, enumerando así algunos de los desarrollos más sifnificativos que se han venido manifestando en la religión Paulina durante los últimos diecinueve siglos.
Quizás también cabe señalar que el objetivo fundamental que nos propusimos al escribir Jesús, Profeta del Islam, fue el de profundizar en el conocimiento de Jesús, tanto por parte del lector como del mismo autor, procurando evitar el terreno de la discusión y el debate, donde se mide el éxito en términos del número de conversos reclutados para con ello anotarse puntos por delante de la oposición. Si usted lector aprende tanto como hicieron los autores a la hora de escribir el libro, o si simplemente aprende algo, o incluso una única cosa de valor, entonces el objetivo del libro se habrá alcanzado.
Por último, me gustaría dar las gracias a mi guía y maestro, el Shaij Abdalqadir As-Sufi, puesto que a él debo el haber podido trabajar con el Coronel Rahim, y de no haber sido por él, no habría completado lo que inicié en su día.
Al-hamdulillah wa shkrulillah wa la hawla wa la quwwata illa bi'llah. La alabanza pertenece a Allah, el agradecimiento pertenece a Allah y no hay fuerza ni poder sino en Allah. Y como dijo el Profeta Muhammad, a quien Allah bendiga y conceda paz: "Si no eres agradecido con la gente, no eres agradecido con Allah".

Ahmad Thomson
Londres 1416/1995

.........................................................................................................................................................................................